Jump to content
Los Duros Del Genero
Los Duros Del Genero

El rapero Lito cuenta cómo su regreso musical le valió su primera nominación al Latin Grammy

   (0 reviews)

El nombre del rapero Lito resalta este año entre la lista de nominados a los premios Latin Grammy, que se celebran este jueves en la ciudad de Las Vegas. En la categoría de mejor canción rap/hip hop, junto a nombres como Bad Bunny, aparece el del veterano rapero de la “vieja escuela”, quien conformó uno de los dúos más poderosos del género en la década del noventa, Lito & Polaco.

 

Esta vez se le nomina no únicamente como compositor de un tema, sino también como intérprete. Luego de tres décadas en el género urbano, Lito reaparece con nombre propio, en un claro reconocimiento a lo que ha sido su trayectoria musical.

¿Pero qué fue de la vida del rapero? ¿Por qué se alejó tanto tiempo de la música? ¿Con qué regresa?

 

Hace una década Rafael Sierra, nombre verdadero del artista, decidió que era momento de tomarse una pausa de la industria musical para dedicarse de lleno a la crianza de su hijo. Cuando el menor tenía dos años de edad, el tribunal le otorgó la custodia. Por un periodo, el vocalista combinó la crianza con su carrera musical, pero en el 2009 se mudó a Estados Unidos para centrarse exclusivamente en el desarrollo del niño.

Atrás dejó la música y las disputas, sobre todo la que tuvo con el productor Raphy Pina, con quien rompió profesionalmente en el 2006 en medio de diferencias sobre cobro de dinero, que los distanció.

Luego de esa pausa, Lito se animó a regresar de lleno a la escena musical convocado precisamente por su hijo, que ahora tiene 22 años, y se desempeña como su manejador. Con esa invitación, fue dándole forma a un nuevo material musical con la experiencia y la madurez que otorgan los años. De esta forma nació la canción, “La vendedora de placer”, un tema de corte social en el que aborda temas como la prostitución, el abuso infantil y la violencia machista.

Esta canción no solo le abrió nuevamente las puertas en el género que ayudó a forjar, sino que le otorgó su primera nominación a un Latin Grammy.

Lito comenzó en el género urbano en la década del noventa, cuando todavía se le conocía como “underground” y cuando ser asociado a este ritmo representaba un estigma social. Su carrera explotó en 1998 cuando su unió a Polaco (Rafael Omar Molina), con quien conformó el dúo Lito & Polaco, popularizando temas como “Jenga Jenga”, “Masacrando” y “Mundo frío”, por solo mencionar algunos.

Luego de separarse de su colega musical en el 2005, el artista se centró en la crianza de sus hijos, Rafael Sierra González y Alondra Mercedes, fruto de otra relación. En el 2011, Lito hizo una tímida aparición musical al lanzar la canción, “Mi Puerto Rico muere”, en el que hablaba sobre la violencia en el país. Este tema sería la punta de lanza para su primer álbum de estudio como solista, “Historias de la calle”, que salió en el 2013. Pero después de esto no se volvió a escuchar mucho de Lito, hasta ahora.

 

Desde un cuarto de hotel en Las Vegas, donde este jueves se celebra la ceremonia de los Latin Grammy, Lito Cassidy –como también se le conoce- conversó vía vídeo llamada con este medio acerca de este regreso de la mano de su hijo y de lo que representa esta nominación. También habló de su nueva producción discográfica, “La jaula de los vivos”, un poderoso disco de corte social que rescata ese sonido pesado de la vieja escuela del género, y donde contó con la colaboración de figuras como Daddy Yankee, Tito “El Bambino”, Zion & Lennox, Baby Rasta & Gringo, Farruko, J Balvin, entre otros artistas del género.

¿Qué representa para ti esta nominación al Latin Grammy que es la primera que recibes en tu carrera?

Luego de 30 años -y lo digo con mucho ánimo y mucha alegría- de estar en la industria musical y luego que mi hijo a los 20 años me dijera, “papá regresa a hacer música”, que esta canción fuera nominada es como un reconocimiento al sacrificio. Le doy gracias a Dios porque no todo el mundo tiene la oportunidad de ser escuchado y más con un mensaje tan potente como el que tiene “La vendedora de placer”. Me llena de alegría, es como un refresh, una nueva oportunidad, y como le digo a mi hijo la voy a aprovechar hasta que la suela se gaste.

¿Resultó sorpresiva esa nominación?

Jamás ni nunca pensé que iba a estar nominado, so cuando me llama Mayna (Nevárez) (su agente) y me dice que estoy nominado, pensé que se refería a (Daddy) Yankee y que se había confundido de persona. Pero me dijo, “no, ¡eres tú!”, y todavía está mi ropa brincando en la casa.

 

La canción por la que has sido nominado aborda tres grandes temas como la prostitución, el abuso infantil y la violencia contra las mujeres, ¿cómo surgió esta canción?

A través de la carrera uno se encuentra con distintos tópicos y vivimos ahora en este presente donde la mujer está teniendo más voz y oportunidad y siempre en mi carrera, con temas como “Ella vive sola”, he destacado esa defensa y esa voz hacia la mujer, aunque quizás como hombre es difícil ponerse en la misma situación, creo que cada palabra aporta. Vivimos en una sociedad donde enseñan a la mujer a defenderse, pero no le enseñan al hombre a no violar, tú no escuchas esas conversaciones. Y quise hacer este tema para tratar eso, pero, sobre todo, para presentar una historia de amor. El que escucha la canción se dará cuenta que es una historia donde esta mujer encuentra una segunda oportunidad cuando menos lo piensa.

Fuiste uno de los pioneros del género, pero en un momento decides parar, ¿por qué detuviste tu carrera y qué te hizo regresar?

Prácticamente mi juventud completa estuve en el entretenimiento y eso se convirtió en mi vida real. Pero Dios me dio una bendición que fue tener la custodia y la crianza de mi hijo y entendí que yo he disfrutado tanto, pero en ese disfrute tenía una responsabilidad y no quería que mi hijo se criara con esa distracción que yo tuve y me dediqué a criarlo. Me mudé a Estados Unidos y estuve 11 años viviendo allá, ayudándolo en su desarrolló hasta que a los 20 años me dijo “vete a trabajar”. Fue lo mejor porque me dio ese ánimo y esa responsabilidad… Ahora es mi manejador, atendiendo todas mis cosas y vamos compartiendo este sueño.

O sea, que ahora está contigo mano a mano.

Total, y me resultó mejor porque ahora estoy con alguien de confianza que sé que me va a cuidar en el camino y que sabe que todo lo que hago es para él y su hermana (Alondra Mercedes, de 17 años), quien es la jefa oculta.

Acabas de lanzar un disco que se titula “La Jaula de los vivos” en el que regresas con un sonido más pesado que rememora esas temáticas de la calle. ¿Querías con este disco traer de vuelta ese sonido original?

Exactamente era eso. Cuando regresé me dije, qué elemento le hace falta al género sin querer cambiar nada porque ha tenido éxito conmigo o sin mí, pero quería traer un poco de mi esencia y cada canción la trabajé meticulosamente de acuerdo al artista para poder resaltar un estilo que quizás no se está haciendo y me dio resultado. Lo que hice fue que saqué a los artistas (invitados) de su comfort zone. Puse a J Balvin a cantar un rap que la gente no se lo esperaba, a Daddy Yankee regresamos a la época de las historias, a Zion & Lennox los llevamos a las historias que tienen un mensaje un poco más crudo y potente, y combinamos los ritmos, aunque a otros, como a Ken Y o Tito el Bambino, los mantuvimos en su esencia. Y yo creo que resultó porque el público siente una variación. Mientras va el disco fluyendo, van sintiendo un recuerdo, una animosidad, un sonido que ya no se escuchaba.

¿Cómo es la relación de Lito con todos esos colegas para que dijeran que sí tan pronto comenzaste a trabajar este disco?

He estado bendecido porque con el tiempo me he ganado un respeto que yo ni sabía lo fuerte que era y el cual se convierte en una gran responsabilidad. Existe un respeto mutuo entre los nuevos (talentos) y todos los que trabajaron en este disco. Creo que mis sueños se cumplieron hace mucho, lo que estoy es navegando algo que forjé hace mucho tiempo atrás.

Cuando empezaste en el género hablabas en tus canciones sobre la violencia en la calle porque era algo que ustedes estaban viviendo en ese momento, no era la película, era real. Pero ahora, ¿por qué traer nuevamente esos temas de violencia que formaron parte de tus inicios?

El que yo haya salido de un estatus social o de una situación no quiere decir que mis hermanos, vecinos, primos, no estén viviendo todavía en la misma situación. Creo que como artista uno puede hablar de baile y sexo, pero tiene la responsabilidad de hablar de las situaciones que ocurren en tu vecindario o en tu comunidad. Cuando hablo de temas como el de J Balvin (“La pistola”) en el que hablo de la salud mental y del problema que tenemos de las armas de fuego en las manos equivocadas, son problemas que vemos todos los días en la prensa. Cuando hablo de “La vendedora de placer”, que habla de la prostitución o del abuso sexual, son problemas que siguen, que quizás los hablé hace 20 años atrás pero que no han muerto y no han desaparecido.

Así que esta producción es bien social.

Claro y así lo refleja el título, “La jaula de los vivos”, que trata sobre el racismo sistemático porque esa jaula de los vivos es un caserío ficticio en el cual yo presento la vida de un personaje que se llama “Trompo”, y todas las situaciones que allí ocurren. Si escuchas “El gran robo” (con Daddy Yankee) es el sueño de alguien que quiere cometer este gran robo para salir de la pobreza, si ves “La pistola” es la esquizofrenia y la salud mental porque muchas personas hablan de estos títeres que cometen asesinatos, pero no hablan que muchos están enfermos de verdad y no han sido tratados. Tenemos muchos jóvenes en las escuelas, en la comunidad, que en verdad tienen situaciones difíciles y las maneras en que planteo (esos problemas) siguen manteniendo el estilo crudo porque creo que la crudeza es parte de la educación porque el que con paños tibios educa, se encuentra con un problema luego.

¿Cómo ves en Puerto Rico la situación de la violencia?

Creo que vivimos tiempos bien difíciles –no solo en Puerto Rico, sino en el mundo entero- porque quizás sea por mi edad y madurez de cómo veo las cosas, pero entiendo que la juventud está más agresiva que nunca, que no existe un código de respeto hacia los mayores como lo había antes. Eso se ha perdido. Esa voz de autoridad creo que se ha perdido mucho en las comunidades y ha afectado mucho. Y se refleja ahora en que ves a jóvenes que no tienen mucha dirección. Nos toca a nosotros aportar en la manera que podamos porque tampoco somos los responsables, pero creo que cada aportación es importante.

 

Además de la música, ¿en qué otras cosas has trabajado en este tiempo?

He trabajado más en cine y en la serie que hice que fue la que inspiró este disco que se llama “La jaula de los vivos” y trata sobre “Trompo”, este personaje ficticio que vive en un caserío y que se ha visto afectado desde que nació, que ha pasado por diferentes situaciones. Va más por la experiencia que he vivido, de mis años en el caserío. A la gente le encantó los diez episodios que salieron en YouTube. Lo tuve que tumbar ahora porque estamos negociando para subirlo a una plataforma más grande y ahora estamos trabajando con una segunda temporada.

Tuviste una relación de muchos años con Polaco, ¿todavía siguen en comunicación?

Dimos una pausa a nuestro proyecto y ahora él está en lo suyo y yo retomé mi carrera como solista. Nuestra comunicación ha sido mínima, pero en lo saludable. Creo que necesitábamos un espacio luego de intentarlo por tanto tiempo y no dar resultados. Al separarnos logramos un mejor resultado individual. Hace más sentido ahora volver a reencontrarnos –si algún día Dios lo permite- porque el vacío que creamos nos hará saber si hace sentido permanecer en el catálogo, dejar que sea permanente lo que nosotros creamos, o traer algo nuevo.

 

COMPARTELA
https://bit.ly/3kKm41F

User Feedback

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest

×
×
  • Create New...

Important Information

By using this site, you agree to our Privacy Policy.